¿Cómo vemos los colores?

Los ojos pueden percibir el color en más de 200 tonos diferentes y reconocer distintos niveles de saturación y brillo. Por ello, hoy queremos mostraros cómo funciona el proceso de la visión por el que percibimos los colores.

.

Nuestros ojos son capaces de percibir color en más de 200 tonos diferentes y también pueden reconocer más de 20 niveles de saturación y 500 de brillo. En nuestro día a día, son millones los estímulos de color que recibimos, no solo por la cantidad de objetos que nos rodean y que proyectan una coloración peculiar, sino también porque muchos de ellos muestran un colorido distinto dependiendo de la cantidad de luz que reciban.

Entonces, ¿cómo percibimos los colores? En nuestro ojo, la retina, capa noble de nuestro ojo, por radicar en ella dos tipos distintos de células que detectan la luz y reaccionan frente a ella. Se denominan respectivamente conos y bastones. Estas células sensibles a la luz son conocidas como foto-receptores. La mayoría de personas tienen alrededor de 6 millones de conos y 110 millones de bastones. Cuando la luz llega a los bastones, estos se activan en condiciones de baja luminosidad. Los conos, en cambio, se ven estimulados en entornos con mayor iluminación. Estos foto-receptores de la retina desempeñan un papel fundamental y complementario en la percepción del color. Por un lado, los bastones nos ayudan a darnos cuenta de los cambios en el brillo, por lo que resultan fundamentales para la visión durante el atardecer y la noche, ya que permiten ver con no mucha luz o en la oscuridad, pero solo en blanco y negro y la gama del gris. Por otro, los conos tienen la tarea de percibir el color, ya que reaccionan a longitudes de ondas cortas, medias y largas, dentro del espectro visible.

Esto significa que, si una superficie refleja solo ondas cortas, esta parecerá azul, mientras que, si se reflejan ondas largas, la veremos roja. Entonces, ¿por qué percibimos otras tonalidades? Una superficie puede reflejar ondas de diferentes longitudes, lo que nos hace ver otras mezclas, como el amarillo, el naranja, el morado, etc. Cuando estos conos reciben todas las longitudes de onda al mismo tiempo, el cerebro las ve blancas.

Sin embargo, otro elemento a tener en cuenta y que afecta a nuestra percepción del color es la absorción. Los objetos no solo reflejan los colores, sino que también los absorben. Por ejemplo, cuando vemos una manzana, presenta un color rojo porque la superficie absorbe la luz verde y azul y solo refleja ondas de luz largas, lo que hace que parezcan rojas. El color que percibimos dependerá de la proporción y fuerza de la luz absorbida por estos tres colores.

¿INFLUYEN LAS GAFAS DE SOL EN CÓMO PERCIBIMOS LOS COLORES?

La función más importante de unas gafas de sol es el bloqueo de la luz perjudicial que proviene de los rayos ultravioletas, bloqueo que debe realizar sin alterar la percepción y la nitidez de los colores. En algunas actividades es de suma importancia que las gafas de sol no afecten a la percepción de los colores. Por ejemplo, en el caso de la conducción, una distorsión cromática o una pérdida de contraste aumentan el riesgo de accidente de tráfico. Por ello, para la conducción se recomienda la lente gris porque ofrece una percepción correcta de los colores. Los colores de lentes más neutras en este sentido aparte de las grises son las marrones y las verdes.

.

.

Fuente: revista Consejos de la Fundación Salud Visual (www.funsavi.es)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *