Claves para detectar el astigmatismo

Las personas que sufren astigmatismo tienen la córnea ovalada, en lugar de esférica y este problema origina una visión desenfocada. Suele ser un problema de nacimiento, siendo algo muy común entre la población, ya que se estima que cerca del 90 por ciento lo presenta, pero se desconoce su causa. Puede detectarse junto con otro problema combinado como la miopía o la hipermetropía, pero también de forma independiente y de forma tan leve que no se trata.

 

CON ALGO TAN SECILLO COMO OBSERVAR UN CÍRCULO, SE PUEDE DIAGNOSTICAR UN PROBLEMA TAN COMÚN COMO ES EL ASTIGMATISMO

Señales de sospecha

Existen muchos casos de astigmatismo que no son detectados porque, al ser leve, no origina síntomas que indiquen un problema en la visión. Sin embargo, cuando el problema es mayor, el astigmatismo origina distorsión en la imagen, ya estemos lejos o cerca del objeto.
Es importante detectar cuando antes los problemas de astigmatismo, siempre que sea posible antes de los 12 años, porque si no se compensa en ese periodo, puede dar lugar a una ambliopía. Puedes sospechar que tu hijo tiene el problema porque frunce el entrecejo, bizquea o se acerca demasiado a los objetos o al libro al leer. En el caso de los adultos, pueden sospechar que padecen astigmatismo porque ven las imágenes difuminadas o como si estuviesen empañadas. Como consecuencia, se suele sentir dolor de cabeza, malestar, incluso mareos, porque el ojo hace un sobreesfuerzo para contrarrestar el problema, lo que repercute a todo el organismo. Por ello, si tienes estos síntomas, sin una causa aparente, no dudes en acudir a un óptico-optometrista porque quizás padezcas astigmatismo y nunca te lo hayan detectado.

 

EL ASTIGMATISMO SE PUEDE COMPENSAR TANTO CON GAFAS COMO CON LENTES DE CONTACTO, AUNQUE DEPENDIENDO DEL TIPO DE ASTIGMATISMO, SERÁ MEJOR UNA SOLUCIÓN U OTRA

 

El test del círculo horario

Una de las pruebas que el óptico optometrista realiza para detectar un caso de astigmatismo es el test del círculo horario. Para llevarlo a cabo, simplemente se necesita una pantalla en la que figure el siguiente círculo.

A continuación:

  • El óptico-optometrista indicará al paciente que se sitúe a un metro de la imagen del círculo.

  • Primero realizará la prueba centrándose en un ojo, y después en el otro, por lo que el paciente se tendrá que tapar el ojo que no se está examinando.

  • Si el paciente utiliza gafas o lentes de contacto para ver de lejos, las tendrá que utilizar durante la prueba.

  • Al observar el círculo horario, el paciente debe indicar si ve alguna línea más nítida o definida en comparación con las demás.

 

Resultados del test del círculo horario:

  • Si ve todas las líneas igual de definidas, es de suponer que no padece astigmatismo o que está bien compensado  con la corrección óptica.

  • Si ve alguna línea mejor definida que las demás, es de suponer que padece astigmatismo o que no lo tiene bien compensado con la corrección óptica. Cuanto mayor sea el grado del astigmatismo, peor se ve el resto de líneas. En este caso, conviene visitar al especialista para confirmar el diagnóstico y la graduación necesaria.

 

Extraído de: revista Consejos de la Fundación Salud Visual (www.funsavi.es)   –   Fotografía: www.google.es

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.