Retinosis pigmentaria: cuidado con la visión limitada por la noche

A pesar de ser una enfermedad muy poco frecuente y de carácter hereditario. Es bueno conocer sus síntomas para estar alerta, uno de los más importantes es la disminución de la visión por la noche.

 

Cuando hablamos de retinosis pigmentaria, no nos referimos a una única enfermedad, sino que se trata de un grupo de enfermedades degenerativas y hereditarias del ojo. Se caracteriza por una degeneración lenta y progresiva de la retina, que afecta, al menos en sus etapas iniciales, a la visión nocturna y periférica. Entre los síntomas de la retinosis pigmentaria destaca la disminución de la visión nocturna o en condiciones de baja iluminación ambiental, la pérdida de la visión lateral o periférica, lo que origina un estrechamiento concéntrico del campo visual; y la pérdida de la visión central, en los casos más avanzados.

Los síntomas, a menudo, comienzan a manifestarse en la niñez, pero los problemas visuales graves no se presentan hasta el inicio de la edad adulta, entre los veinte y los treinta años. En una fase avanzada de la retinitis pigmentaria, solo se conserva una pequeña área de visión central, además de una ligera visión periférica.

CAUSAS HEREDITARIAS

No se conoce mucho acerca de las causas de la retinosis pigmentaria, excepto que se trata de una patología hereditaria. Dado que esta condición está asociada con diferentes genes, el hecho de que uno de los dos progenitores no haya desarrollado la enfermedad no significa que sus descendientes no puedan llegar a padecerla.

 

DETECCIÓN Y ESTUDIO

Cuando existe sospecha de retinitis pigmentaria, lo más probable es que se lleve a cabo un examen de campo visual tras los exámenes oculares rutinarios para determinar el grado de pérdida visual periférica. Además, pueden ser necesarios otros exámenes especializados para evaluar la visión de los colores y la visión nocturna.

CONSECUENCIAS Y CALIDAD DE VIDA

Con el paso del tiempo, la retinosis pigmentaria continúa su progresión, aunque de forma lenta. Resulta difícil predecir la magnitud de la pérdida visual o la rapidez con que se desarrolla, aunque la ceguera total es poco común. En un momento dado se recomendará a los pacientes que conduzcan solo durante el día o por calles muy bien iluminadas, aunque, finalmente, se les recomiende que ya no conduzcan.

 

TRATAMIENTOS DE PROBLEMAS ASOCIADOS 

Actualmente, no existe un tratamiento efectivo para la retinosis pigmentaria, enfermedad que no se puede curar, pero ya se están desarrollando implantes retinianos y otras terapias innovadoras. No obstante, sí es posible tratar los problemas oculares asociados, entre los que se encuentran las cataratas precoces o el edema macular. El paciente también puede acudir a un óptico-optometrista especialista en baja visión, quien puede orientarle en cuanto al uso de ayudas para magnificar e iluminar los objetos, tanto en casa como en el lugar de trabajo.

 

DESDE ALVA ÓPTICOS RECOMENDAMOS…El uso de gafas de sol frente a la luz ultravioleta para preservar la visión. Y, sobre todo, revisiones periódicas específicas a cada caso.

 

 

Fuente: revista Consejos de la Fundación Salud Visual (www.funsavi.es)

1 comentario on “Retinosis pigmentaria: cuidado con la visión limitada por la noche”

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *