SALUD VISUAL: El sol como “antídoto” frente a la miopía

Los últimos estudios presentados sobre la miopía en el mundo nos muestran como el número de personas con miopía se ha duplicado en muchos lugares del mundo, como en Estados Unidos y Europa. En concreto, en la zona de Asia, el incremento es muchísimo más alto.

Muchas de esas investigaciones sostienen que, cuando lleguemos al final de la década, 2,5 mil millones de personas tendrán este defecto de la visión. O, lo que es lo mismo, un tercio de la población.

¿POR QUÉ HAY MÁS GENTE CON MIOPÍA?

Los estudios concluyen que estas pueden ser algunas de las causas de ese aumento de la miopía:

  • Horas al estudio. Como dato, los niños asiáticos que dedican 14 horas semanales a hacer deberes del colegio.

  • Tiempo que jóvenes y niños pasan frente a pantallas de ordenadores, smartphones y tablets.

Sin embargo, el dato más sorprendente lo encontramos en el reciente estudio realizado por el optometrista Donald Mutti, del Colegio de Optometría de la Universidad Estatal de Ohio. En esa investigación, tras analizar los hábitos diarios de más de 500 niños de entre 8 y 9 años con visión sana, encontró que uno de cada cinco desarrollaba miopía.

¿Y, cuál puede ser la causa? Mutti concluye que los factores ambientales son determinantes, dado que los niños que desarrollaron la enfermedad habían pasado menos tiempo al aire libre en comparación con el resto.

 

CÓMO PREVENIR Y PROTEGER NUESTRA VISIÓN

Según los expertos en esta materia, para contrarrestar los efectos perjudiciales que pueden ocasionar el uso de las pantallas en la visión de nuestros hijos es necesario que los padres incorporen pautas adecuadas en la utilización de las mismas, para desarrollar una buena salud ocular que prevenga la miopía y su avance.

Los adultos deben fraccionar el uso indiscriminado que, tanto los niños como los adolescentes, realizan de las pantallas de tablets, ordenadores y móviles. Es necesario que les recuerden que cada cierto tiempo deben hacer una serie de ejercicios que consisten en que el niño enfoque a lo lejos para que el músculo ciliar, responsable de enfocar a diferentes distancias, pueda relajarse y no esté trabajando constantemente para mantener el enfoque a una misma distancia.

También recuerdan que es importante que los niños realicen actividades al aire libre y que la iluminación en la habitación debe ser adecuada y estar bien posicionada para que el deslumbramiento y los reflejos no dificulten la visión nítida de la pantalla.

 

Fuentes: revista Consejos de la Fundación Salud Visual (www.funsavi.es) – www.sumedico.com www.elpaís.com

Fotografías: www.google.es

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.