¡¡¡Vacaciones!!! Mucho cuidado en la carretera

Con el verano se multiplican los desplazamientos en coche y, como consecuencia, aumenta el número de accidentes, muchos de ellos provocados por problemas visuales sin corregir.

 

Ya estamos en plenas vacaciones de verano…seguro que tienes pensado destino, hotel, actividades en familia, etc. Parece que está todo preparado para disfrutar del verano. Pero, ¿seguro que lo tenemos todo?

REVISIÓN VISUAL SI TE VAS A PONER AL VOLANTE

Al igual que antes de emprender un viaje llevamos nuestro vehículo al taller para comprobar que todo está en correcto funcionamiento, debemos acudir al óptico-optometrista con el fin de asegurarnos de que nuestra visión también se encuentra en perfecto estado. Sobre todo si utilizamos corrección visual y/o superamos los 45 años de edad. Sin embargo, el 46% de los automovilistas no revisa su visión anualmente, aumentando, por tanto, el riesgo de sufrir accidentes de tráfico, según el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

En la actualidad, según estudios recientes, cerca de 600.000 españoles se ponen al volante con una agudeza inferior a lo que es obligatorio por la Ley (0,5) y siete millones de conductores tienen, al menos, una deficiencia visual que afecta a la conducción. Acudir a revisiones visuales al menos una vez año, en lugar de esperar a la renovación del permiso de conducción, constituye una medida de prevención de accidentes.

 

Si sufres alguna alteración o enfermedad visual aumenta la distancia de seguridad, disminuye la velocidad y descansa cada hora.

 

GAFAS DE SOL

Además de los factores de riesgo que más influyen en la calidad de visión de los conductores, como la edad, el estado psicofísico y las enfermedades oculares, existen otros factores concurrentes, llamados externos o ambientales, que inciden de forma directa en la visión del conductor, incrementando el riesgo de accidentes de tráfico. Entre ellos destacan la conducción nocturna, la baja luminosidad por factores atmosféricos y el deslumbramiento. En este último caso, los haces de luz de los otros vehículos y la luz natural o radiación solar constituyen las dos principales fuentes de deslumbramiento al volante. Por este motivo, los ópticos insisten en el uso de gafas de sol para aumentar la seguridad vial.

Una fotoprotección ocular adecuada, mediante gafas de sol, puede atenuar y evitar los efectos de la radiación, que se traducen en una serie de riesgos en carretera. Situaciones como conducir con el sol de frente al amanecer y al atardecer, con los reflejos en el asfalto mojado o con los destellos de la luz del mediodía sobre el capó de otros vehículos provoca, en muchos casos, pérdida temporal de visión, incrementando el riesgo de accidentes de tráfico. Sin embargo, las estadísticas hablan por sí solas:

  • El 12% de los conductores nunca se pone gafas de sol.

  • El 33% reconoce que solo lo hace en algunas ocasiones.

  • Únicamente el 55% se protege de manera habitual mientras conduce.

Una gafa de sol homologada adquirida en un establecimiento sanitario de óptica incrementará la sensibilidad al contraste, reducirá el tiempo de adaptación a cambios bruscos de luz y esto redundará en una mayor seguridad al volante.

 

Evita las gafas azul oscuro si tienes problemas para distinguir los colores de los semáforos.

 

DÉJATE ASESORAR

Tanto si necesitas gafas graduadas como si quieres adquirir unas gafas de sol, tu óptico-optometrista te recomendará las más apropiadas para la conducción en función de tus necesidades:

  • En el caso de las gafas graduadas, lo más importante es, precisamente, el ajuste correcto de la graduación. También resulta recomendable que las lentes cuenten con un tratamiento antireflejante, ya que, al disminuir al máximo los reflejos, se elimina la visión con dobles imágenes, se evitan los deslumbramientos y se incrementa el contraste.

  • En cuanto a las gafas de sol, las lentes deben proporcionar una visión clara y permitir que entre suficiente luz para ver bien. Algunas gafas de sol pueden ser muy oscuras o, simplemente, no recomendables para la conducción. Las mejores gafas de sol para conducir son las que contienen lentes polarizadas, que reducen el deslumbramiento y que facilitan la visión en días muy luminosos.

  • Los estudios señalan que el deslumbramiento es un factor implicado muy a menudo en los accidentes de tráfico. Además, en el mercado existen gafas de sol diseñadas específicamente para conducir que incrementan el contraste, lo que garantiza una mayor comodidad de visión.

MÁS PRECAUCIÓN SI PADECES PRESBICIA

Cuando conducimos, nos vemos obligados a cambiar constantemente el enfoque de nuestra mirada de la carretera al cuadro de mandos y viceversa. La presbicia o vista cansada hace que la mayoría de las personas mayores de 40-45 años tenga cada vez más dificultades con la visión cercana, por lo que necesitarán una corrección óptica para ver con claridad los indicadores del salpicadero.

 

¡¡¡ATENCIÓN!!! SI CONDUCES DE NOCHE…

Cuatro de cada diez accidentes de tráfico mortales se producen tras la puesta de sol. La oscuridad reduce nuestra agudeza visual hasta en un 70%, altera nuestra percepción de los colores y limita nuestro campo visual. De ahí la importancia de que las luces del vehículo alumbren eficazmente una zona de cien metros con las luces de carretera y de cuarenta metros con las de cruce.

En cuanto al deslumbramiento, los ojos se adaptan con más lentitud a los niveles de luz nocturna después de verse expuestos a una iluminación brillante. Esta pérdida temporal de la visión nocturna se puede evitar llevando gafas de sol durante el día. También hay que tener en cuenta que el intervalo de recuperación tras el deslumbramiento se va deteriorando a partir de los cuarenta años.

A estas condiciones normales de la visión nocturna hay que sumarle todas aquellas alteraciones o enfermedades que producen una disminución de la visión. Por eso, las personas que tienen más de 65 años, padecen glaucoma, miopía y cataratas o se han sometido a operaciones oculares recientemente deben extremar la precaución si van a conducir de noche.

 

Extraído de: revista Consejos de la Fundación Salud Visual (www.funsavi.es)

 

 

ALVA ÓPTICOS, ESTE VERANO, ¡TU VISIÓN A PUNTO!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.